Los testigos: valoremos su apoyo

De CNB
Saltar a: navegación, buscar
Guía para la identificación y prevención del acoso escolar 08.png

El niño o niña que agrede se siente poderoso cuando acosa o intimida a otros, porque tiene un “público” que lo observa. Los niños y las niñas que presencian el acoso escolar pueden influir de manera significativa en el fenómeno. La prevención e intervención del acoso escolar deben orientarse en gran medida a la educación, sensibilización y concienciación de los testigos y erradicar la cultura del silencio, de la violencia y la impunidad.

Diferenciemos entre bromas y conductas ofensivas

Molestar y bromear con los compañeros y compañeras es importante en el desarrollo social de los estudiantes. Sin embargo, los niños y las niñas deben aprender formas de diferenciar cuando algo ya no es divertido y hiere los sentimientos de las personas. La clave está en respetar si el niño o la niña agredidos se muestran ofendidos o heridos cuando los molestan.

Enseñemos alternativas a la agresión

Los niños y niñas actúan agresivamente porque no conocen otra forma de reaccionar cuando algo los molesta. Por lo que, considerando el momento específico, algunas alternativas de acción que se pueden recomendar cuando hay comportamiento agresivo pueden ser:

  • Irse del lugar.
  • Respirar profundo.
  • Decirle a un adulto.
  • Contar despacio de 1 a 10 para calmarse.
  • Pensar en cosas positivas.
  • Parar y pensar antes de actuar.
  • Visualizar las consecuencias.
  • Hacer un dibujo de cómo se sienten.
  • Buscar otra persona con la que puedan estar.

Practiquemos estrategias de resolución de conflictos

Este tipo de estrategias puede practicarse en pequeños grupos. El o la docente presenta al grupo de estudiantes situaciones hipotéticas de conflicto para su análisis, discusión y toma de decisiones.

Luego ponen en práctica los 5 pasos de la resolución de conflictos a través de dramatizaciones:

  • Tranquilizarse.
  • Describir el problema.
  • Explicar cómo se sienten.
  • Escuchar el punto del otro sin interrumpir.
  • Buscar juntos una solución que satisfaga a todos.

Promovamos la formación de mediadores o mediadoras

Cuando los niños y niñas ya están familiarizados con los pasos de la resolución de conflictos, se puede promover que los mismos compañeros y compañeras sirvan como mediadores y mediadoras para ayudar en estas situaciones.

Asegurémonos de que todos tengan la oportunidad de poner en práctica su rol como mediadores y mediadoras, asegurando el respeto, el reconocimiento y el conocimiento de las personas, entre otras habilidades básicas.

Icono actividad prevención de la violencia.png
Actividad: Discutamos con los alumnos y alumnas cuáles pueden ser formas de comunicar asertivamente. Por ejemplo, practiquemos esta frase:

“Hoy me insultaste, (me pegaste, me amenazaste, te burlaste de mí). Eso me hizo sentirme triste (enojado, frustrado, desesperado). Por favor, no quiero que lo vuelvas a hacer”.

Analicemos su utilidad y pensemos en otras formas de comunicar asertivamente las emociones a sus compañeros y compañeras. Es importante subrayar que esto funciona para la resolución de conflictos, como prevención del acoso escolar. No se debe esperar que un niño o una niña que se sienta en desventaja pueda enfrentar al agresor de esta manera.

Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc. (DLE). El sistema de creencias, valores, costumbres, conductas y artefactos que los miembros de una sociedad utilizan para enfrentar al mundo y a los demás, y que se transmiten de generación en generación a través del aprendizaje. En este sentido la cultura es fundamental en todo idioma y solo puede aprenderse por medio de la transmisión.